REC MAGAZINE

Para visualectores

MODA-MILLENNIALS

10 modas que las millennials no quieren que vuelvan

La moda es cíclica, por eso hay que pensárselo bien antes de deshacerse de algo en el clóset. Las millennials vivieron una época de oro inspirada en el pop noventoso y de los primeros dosmiles; ahora las zoomer lo repiten casi como una calca, pero, ¿qué no debería volver y por qué?

MODA-MILLENNIALS

1. Pantalones a la cadera

https://ohmygodney.tumblr.com/post/145643266032

No hay mejor proverbio popular que ese que dice «de la moda lo que te acomoda». Todas las millennials siguieron en fila india la tendencia de los pantalones descaderados que impusieron las icónicas Britney Spears, Christina Aguilera, Gwen Stefani, Pink, Shakira, entre otras famosas.

Pese a las advertencia de nuestras madres, los pantalones a la cadera hicieron estragos en algunos cuerpos. La ecuación es muy sencilla: si aprietas en una zona, tu cuerpo tarde o temprano adoptará esa forma y muchas cinturas se esfumaron como algodón de azúcar. Así que, si eres una entusiasta zoomer empezando a usar esta moda millennial, el único consejo es: no lo ajustes.

2. Labios delineados

labios delineados 90

Los labios de Kylie Jenner son los que hoy se consideran «aspiracionales» y hay quienes deciden aumentarlos con inyecciones o trucos de maquillaje. Sin embargo, en los 90 era común delinearlos sin difuminar siquiera el borde, sino rellenar con un tono más claro. El marrón y algunos platinados predominaban. Ahora esas fotos quedaron pegadas en el corcho collage detrás de la puerta de nuestra habitación para siempre.

3. Yin y Yang

De pronto nos invadió el yin y el yang. No éramos muy filósofos, pero sí muy de tendencias. Se trataba del símbolo que representaba dos fuerzas opuestas que se complementaban. Accesorios, ropa, combinar blanco y negro, hacerse el tatuaje fue un mood que duró algunos años. No fue tan grave como otras modas de la época, pero dejémosla bien recordada en el baúl.

4. Sandalias de cuero

¡Oh, mi Dios! Hasta los romanos del Coliseo miraron con horror esos días. Unos más atrevidos se pusieron medias con sandalias de cuero y, créannos, el mundo no merece eso de nuevo.

5. Cejas delgadas/tatuadas

Esta puede ser considerada una de las tendencias más peligrosas e irreversibles de los 90. Nada que sea permanente debería estar en la lista de «buenas ideas», ni en esta, ni en ninguna época. Las millennials agradecen la aparición del microblading para recuperar las cejas perdidas, rasuradas y hasta tatuadas en un momento de malas decisiones.

6. Una manga de pulseras

Tener una manga de pulseras de colores era algo de estatus entre las amigas; eso de «menos es más» o «quiétate algo antes de salir» no aplicaba. Mientras más colores y diseños, mejor. No creemos que sea necesario volver a esos agujeros de la moda que solo nos dejaron como experiencia no volverlo a hacer.

7. El corte de cabello

Tan peligroso como las cejas es jugar con el cabello. Aunque siempre está el consuelo de «eso crece», los recuerdos fotográficos te perseguirán hasta el último día de tu vida. Antes de ponerle tu cabeza a un peluquero experimental y arriesgado, piensa si esos colores alocados y el corte te harán justicia en algunos años.

Rachel Green (‘Friends’) fue una referencia obligada para las millennials en los 90, pero sus cambios siempre fueron acertados, incluso sus atuendos todavía sirven de inspiración. No obstante, un flequillo con volumen y frizz tacharlo desde ya.

Por otra parte, los varones tomaron el camino equivocado usando el look puercoespín con mucha gelatina. También siguieron los pasos de Ronaldo en el Mundial 2002.

8. Pukas

En la misma onda que las pulseras del yin y yang, las pukas eran parte de ese mundillo de accesorios que debías tener entrando al nuevo milenio. Ir a la playa con este collar de conchitas de mar era algo muy top tanto para chicas como para los chicos; de hecho, los más osados llevaban la tendencia hasta en la ciudad. Ahora los zoomer han hecho su propia adaptación con las perlas. No es grave, pero estamos seguros que a los millennials ahora ver ese look les da tantito cringe.

9. Uñas lunares

Ya el primer paso de las uñas noventosas está hecho: volver a las ovaladas o de pico. Ahora bien, existe un lado oscuro al que muchas de las millennial, incluso sus madres, llegaron a entrar. Se trata de un pequeño círculo que quedaba en el centro de la uña llamado «luna».

Las manicuristas expertas podían hacerlo a pulso y las recursivas simplemente hacían moldes con una hoja de papel y perforadora, pintaban la uña de blanco, ponían el círculo de papel, pintaban sobre él con un rojo intenso y voilà, obtenían sus uñas con lunares. Pero, no creemos que sea buena idea repetir los errores del pasado.

10. Ojos ahumados

Influenciadas por una joven Avril Lavigne, cantantes de rock y, por supuesto, la cultura emo, las calles se llenaron de adolescentes encantados por usar los ojos ahumados o góticos.

Esta tendencia llegó a los artistas del maquillaje y hasta las novias querían sus ojos ahumados en las bodas. Pero, siempre seremos defensores de no dejarse llevar por las pasiones y razonar antes asumir una moda que no nos acomoda. Un rotundo no al estilo mapache.

@VISUALECTORES

LEE TAMBIÉN

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *