REC Magazine

Para visualectores

El lado positivo del coronavirus

¿Existe algo positivo dentro del caos que ha generado el coronavirus en el mundo? Todo indica que sí.

Pese a que hasta la fecha la cifra a causa de la pandemia supera las 5.000 muertes, las medidas adoptadas para evitar su propagación han dejado una consecuencia positiva en el medio ambiente.

La disminución de emisiones de gases contaminantes por parte de China y algunos países europeos ha quedado al descubierto a través de fotografías publicadas por la NASA, donde se visualiza perfectamente la reducción de dióxido de nitrógeno (NO2) entre enero y febrero.

Reducción de dióxido de nitrógeno (NO2) entre enero y febrero en China. Foto: Nasa

Por otro lado, las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el país asiático han disminuido un cuarto en dos semanas, según un estudio publicado el 19 de febrero en la página web británica Carbon Brief. En este caso, también se trata del resultado que deja el descenso de las actividades industriales y a la limitación de los desplazamientos de chinos en automóvil y en avión. El tráfico aéreo pasó de 17.180 vuelos el 22 de enero a 3.243 el 12 de febrero, es decir que hubo una reducción del 70% en el tráfico en relación con el mes anterior. Finalmente, la ONG World Air Quality Index, en Beijing, registró una disminución de las emisiones de partículas finas en el país.

Limitación de los desplazamientos de chinos en automóvil y en avión se redujo en 70%

Pero, no todo es positivo, pues las proyecciones de algunos expertos indican que es posible que cuando la pandemia pase la contaminación sea feroz.

«Cuando la epidemia haya retrocedido, es probable que veamos una contaminación más fuerte pues las fábricas maximizarán su producción para compensar sus pérdidas tras el prolongado cierre», explicó Li Shuo, portavoz de Greenpeace en China.

Estas imágenes captadas por satélites de la NASA muestran las emisiones de dióxido de nitrógeno de febrero 2019 y febrero de 2020.
Estas imágenes captadas por satélites de la NASA muestran las emisiones de dióxido de nitrógeno de febrero 2019 y febrero de 2020.

El tema no se reduce solo al tema ambiental, sino a la protección de animales salvajes. Murciélagos, serpientes, civetas y salamandras también pueden estar más tranquilos. El lunes 24 de febrero, Pekín decidió prohibir su comercialización “para proteger de manera eficaz la salud y la vida de la población».

El covid_19 va en descenso en el continente asiático. Esta, como todas las pandemias pasará y dejará aprendizajes de convivencia, prevención, así como de reestructuración de todos los sistemas de salud en el mundo.

VISUALECTORES