REC MAGAZINE

Para visualectores

George-Steinmetz-selfie-parapente

George Steinmetz, el hombre que hace fotografías desde un parapente

Por Jennifer Marrugo

Hacer fotografías aéreas requiere un esfuerzo extra que realizarlas desde tierra firme, pero George Steinmetz es el hombre que lo ha llevado al siguiente nivel, logrando capturas desde un parapente a motor.

El trabajo de este fotógrafo estadounidense de 63 años ha sido publicado desde 1987 en las revistas de National Geographic, New York Times, The New Yorker y las de mayor relevancia científica, publicitaria y comercial.

OBJETIVO: LA FOTO CON HISTORIA

El inicio de George Steinmetz para hacer fotografías desde un parapente surgió durante una misión al Sahara para hacer tomas de un cráter volcánico de casi 13 kilómetros de diámetro que requería que volara a poco más de 1,800 metros.

De acuerdo a una entrevista ofrecida a National Geographic, ese primer momento le produjo un miedo inquietante; sin embargo, se dijo a sí mismo, “si vas a morir, que sea por algo, no por nada”.

Además de ser egresado de la Universidad de Standford en la carrera de Geofísica, Steinmetz ha dedicado gran parte de su vida a fotografiar impresionantes escenas aéreas alrededor del mundo con fines científicos y de investigación.

Su filosofía está basada principalmente en obtención de imágenes icónicas que cuenten una historia a pesar de la distancia. En las tomas procura tener el elemento humano haciendo alguna actividad que refleje el espíritu del lugar.

PERDIÓ EL MIEDO A MORIR

Este trabajo le ha traído experiencias satisfactorias como problemas. Caídas aparatosas, persecuciones de pobladores e incluso arrestos. Pero nada de esto le ha impedido continuar en la búsqueda de fotografías que le inspiren.

Steinmetz asegura que estar arriba le permite concentrarse únicamente en los elementos de la imagen y esto, como consecuencia, le ha hecho perder el miedo a morir.

Esa sensación la compara con la adrenalina de quienes se dedican a los deportes extremos. El momento de la acción le inhibe de otro sentimiento que pueda empañar el justo instante de hacer click.

@VISUALECTORES

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *