REC MAGAZINE

Para visualectores

la-chama-que-pinta-billetes-

Rescató su moneda a través del arte: «La chama que pinta billetes»

No hay verdad más absoluta que «de todo lo malo siempre sale algo bueno». Karina Freites, conocida como ‘La chama que pinta billetes’ es el vivo ejemplo de cómo la creatividad pudo rescatar una moneda devaluada para convertirla en arte.

Esta joven caraqueña firma sus obras como Rubby Cobain. La historia de este seudónimo mucho tiene que ver con su fanatismo por la banda de grunge Nirvana y su época adolescente en MySpace.

la-chama-que-pinta-billetes-
Karina Freites, @rubbycobain

Lo cierto es que Rubby le dio sentido al bolívar, una moneda que ahora solo representa un cúmulo de papel en Venezuela, país sumergido en una profunda crisis económica, política y social desde hace varios años.

Así comenzó su ARTivismo

El camino de esta artista comenzó en 2015, cuando sentada en un pupitre dibujó al prócer venezolano Francisco de Miranda como un zombie sobre un billete de Bs. 2.

la-chama-que-pinta-billetes-

«Me di cuenta de la fuerza que tenía. Era contestatario porque pensaba ‘¡qué horrible que con este billete no puedo pagar ni un pasaje!’ Mis compañeritos quedaron impactados y les pareció genial. Después seguí haciendo otros como Star Wars y me di cuenta que era un buen concepto porque trata la devaluación, la protesta y el ARTtivismo».

Es indiscutible que su talento le ha traído una gran cantidad de satisfacciones, entrevistas y visibilidad con personas que ha admirado durante toda su vida y que ahora reconocen lo que hace.

la-chama-que-pinta-billetes-

 

«Me ha ayudado a ampliar mi plataforma y conectar con un montón de gente increíble. En una oportunidad coincidí con un familiar de Renny Ottolina. Son diferentes puntos de la carrera en los que uno dice que todo este cansancio y voluntad que se le pone da resultado. Estas pequeñas alegrías se van manifestando de diferentes maneras. También conocí a mi escritoria favorita y ahora ella tiene una pieza mía».

Migrar al ritmo de Buenos Aires

‘La chama que pinta billetes’ nos contó que hace cinco años migró a Buenos Aires, Argentina. Para ella esta ciudad va a un ritmo acelerado, pero al mismo tiempo le ha permitido digerir de buena manera su proceso migratorio.

la-chama-que-pinta-billetes-

«Al principio fue como todo, un proceso de adaptación, pero me sentí como pez en el agua. Buenos Aires es una ciudad muy rápida, va a millón y al principio me impactó; sin embargo, siempre me he sentido a gusto».

En 2018 intentó estudiar Arquitectura, pero se dio cuenta que ese no era el camino y decidió estudiar Publicidad. Aunque haya tenido sus momentos de inspiración ausente, Rubby ha seguido creando arte sobre billetes y siempre está provista de sus lienzos gracias a la cortesía de quienes admiran su trabajo.

la-chama-que-pinta-billetes-

«Me traje un montón de billetes, pero cuando la gente ve mi trabajo me escriben ‘¡chama, ¿dónde estás? Me encontré estos billetes en la maleta!’ y me los regalan. Mucha gente ha aportado con la causa, a veces me los mandan con otras personas cuando vienen de Venezuela. Hace poco me regalaron unos billetes viejísimos de Bs. 1.000, de esos que cuando uno los llevaba a la cantina se creía Ricky Ricón».

Ese papel moneda le ha servido para reinterpretar artes complejos como la Basílica de Maracaibo o ‘El beso’ del pintor austríaco Gustav Klimt. También para hacer piezas que son un regalo para ella misma y que no están en venta.

la-chama-que-pinta-billetes-

«Tengo el Estadio Universitario de la UCV, con El Ávila y el cielo azúl bien caraqueño. Es muy mío y tengo otro que es el retrato de Gustavo Cerati; ese me lo han pedido mil veces, pero es muy mío. Tendría que venir la propia Lilian Clark (madre de Cerati), Lisa o Benito Cerati a quitármelo de las manos, si no, no».

Karina Freites reconoce en carne propia esos ‘huecos’ en los que cae un migrante común, más quienes se dedican a las artes. Sin embargo, sabe que el consejo más valioso que puede dar es ser constante y, pase lo que pase, seguir intentándolo.

la-chama-que-pinta-billetes-

«Vayan a su ritmo. Recuerden la esencia de quiénes realmente son y el propósito que tienen. Yo también pasé un tiempo sin subir mi arte por este mismo proceso migratorio, pero yo misma me cacheteé y me dije ‘no puedes dejar de lado lo que amas hacer, lo que has construído’. Uno se va adaptando y mutando, pero se debería llevar consigo como escudo lo que ama hacer. Nunca dejarlo de lado».

la-chama-que-pinta-billetes-

Jennifer Marrugo

@VISUALECTORES

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *