REC Magazine

Revista informativa con temas de actualidad, cultura general y curiosidades con un amplio acompañamiento visual

carillas-dentales-Imagen-de-apple0053-en-P

Lo que nadie dice de las carillas dentales

La sonrisa es una excelente carta de presentación, de ahí que la gran mayoría de las personas procura mostrar una que sea perfecta.  Este deseo del cuidado bucal, desde el punto de vista estético, se ve reflejado en el aumento de tratamientos para implantar carillas dentales.

Grandes figuras de la televisión y del cine, cantantes,  influenciadores y modelos son los principales promotores de esta nueva forma de verse. Una especie de sonrisa estándar que ha ido calando entre el gusto de los mortales en todos los países.

Como el ADN, la sonrisa era una marca diferenciadora entre un individuo y otro. Sin embargo, en la actualidad dientes blancos (a veces excesivamente blancos) y grandes son la tendencia.

POR QUÉ DEBES ESTAR MUY SEGURO DE HACERTE ESTE TRATAMIENTO

Las carillas son piezas delgadas de porcelana o composite (resina) diseñadas para ser puestas sobre los dientes, con la finalidad de darle un aspecto más atractivo.

Yessica-Alcantara-Moreno-cirujana-dentista-
Yessica Alcántara Moreno, cirujana dentista

Yessica Alcántara Moreno, cirujana dentista, explica que estas láminas suelen usarse en personas con dientes manchados, descalcificados o severamente asimétricos. Del mismo modo, son consideradas cuando se tratan casos de sonrisa gingival (exposición excesiva de encías) o diastema (el pequeño espacio entre los dientes).

Las carillas pueden sonar como la solución definitiva para mostrar una sonrisa de comercial, pero debes saber que no hay lugar para arrepentimientos.

La cirujana comenta que para colocar las piezas el diente pasa por un proceso invasivo irreversible. “Se daña el esmalte dental y el hueso queda cortado. Precisamente para que la pieza encaje y se vea natural”.

Si un paciente decide retirar permanentemente las carillas, debe saber que su sonrisa anterior tampoco estará allí. Por esta razón, Alcántara recomienda que esta decisión se tome a los 21 años, ya que es “una edad donde se tiene más responsabilidad sobre el cuidado dental”.

Añade que los implantes requieren cuidado permanente; de lo contrario, se perdería el trabajo hecho. “Un adolescente no dejaría de tomar gaseosas, comer dulces, tampoco usaría juiciosamente el hilo dental y el cepillado después de cada comida”, dice. Estos descuidos llevarían nuevamente a manchar los dientes e incluso romperlos.

CUÁNTO CUESTAN Y CUÁNTO DURAN LAS CARILLAS DENTALES

Este tratamiento dental no es barato. Aunque existen dos tipos de carillas que varían su precio y, por ende, su calidad.

Las de porcelana podrían durar de 10 a 15 años sin modificar su color, pero igual teniendo su debido cuidado. En Latinoamérica, pueden conseguirse entre 350 y 450 dólares por pieza; los precios en Estados Unidos oscilan entre 900 y 2.500 dólares por pieza y; en Europa, desde 400 hasta 1.000 euros cada diente.

Las de composite o resina se promedian entre unos 100 y 130 dólares por diente en la mayoría de los países de América Latina. Los precios se multiplican en territorio norteamericano y pueden hallarse entre 250 y 1500 dólares cada pieza. Mientras que en Europa están desde 200 hasta 300 euros.

Las láminas de composite tienen como principal desventaja que tienden a volverse porosas, son más propensas a mancharse con ciertos alimentos y bebidas, además duran entre 5 y 7 años.

COMO ÚLTIMA OPCIÓN

La especialista manifiesta que hay que tomar en cuenta todas las alternativas posibles antes de colocarse las carillas dentales. La ortodoncia y blanqueamiento del diente original podría solucionar de manera eficiente casi todos los problemas.

carillas-dentales-Imagen-deusushiorei-en-Pixabay
Las carillas son un tratamiento irreversible. Imagen: Pixabay/deusushiorei

“Hay odontólogos que pueden pensar únicamente en el dinero y otros más friendly que darán todas las opciones disponibles”, indica Alcántara.

Pero, es necesario saber que las carillas no son una alternativa para todos los pacientes. Hay aspectos de la colocación de estas piezas que pueden terminar en un problema, si no se hacen adecuadamente.

Recomienda no caer en ofertas engañosas, puesto que este tratamiento, como muchos otros  en la odontología, es costoso por el material que se utiliza. “El odontólogo no regala nada. Si ofrece un 2×1 quizás no esté usando fresas nuevas o no las cambie con frecuencia”.

Las fresas se utilizan para cortar el diente y no es un material reutilizable. Estas ofertas, según la dentista, pueden significar que use la misma con 5, 10 o 20 pacientes. Algo que terminará afectando el resultado final en la colocación del implante.

Asimismo, menciona que el cemento para pegar las piezas debe ser de buena calidad, si no, es posible que se caiga. “Esto genera insatisfacción y desánimo en el paciente, quien después pudiera decidir quitárselas de manera definitiva”.

Por último, insiste en investigar casos exitosos o pedir referencias con amigos a la hora de decidirse por cambiar drásticamente su sonrisa. Si no se toman previsiones, el remedio podría resultar peor que la enfermedad.

Por Jennifer Marrugo

@VISUALECTORES

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *