REC MAGAZINE

Para visualectores

«Me han subestimado»: la historia de la modelo con síndrome de Down Marián Ávila

«Hola, me llamo Marián Ávila. Nací en Alicante, España; tengo 23 años y soy modelo.

Mi presentación no llega hasta allí; también formo parte de la población que nació con síndrome de Down.

Cada segundo de mi vida lo he dedicado a no tener limitaciones, aunque otros se empeñen en que ese es mi destino.

Desde pequeña quise ser actriz, bailar y modelar. Las opciones eran simples: que mi entorno me apagara esos sueños o que me acompañara a conseguirlo.

¡Qué afortunada! Pasó lo segundo.

Marian-Avila-Modelo-Sindrome-Down-
Foto: @junomedia.es

He tenido cuatro operaciones del corazón. Me he enfrendado a las injusticias propias de la escuela. De amigos que iban desapareciendo y de profesores que no encontraron las formas para personas como yo.

Pudiera dedicar todo este saco de letras para explicar mi condición, pero para eso existe Wikipedia. Lo que no encontrarás en ese rincón de respuestas es cómo en medio de la discriminación pude desfilar en la Semana de la Moda de Nueva York en 2018, cómo superar la barrera del estereotipo para las marcas y remarla desde mi diferencia.

Caminar en la pasarela para Talisha White fue un momento de miedo y responsabilidad que, sin duda alguna, me hizo más visible; a mí y a mi trabajo.

Marian-avila-modelo-españa

El fashion es un espacio donde a punta de regaños se ha ido incluyendo a gente diferente y genuina. No se trata de mí, se trata de que entre esas 8 mil millones de personas que existimos en el planeta hay una mayoría que no salimos de una caja de cereal con medidas y estándares perfectos.

¿Me han subestimado? ¡Claro que sí!

Imagínense ser convocada a un desfile, llegar al evento, maquillarme, prepararme y en el momento de salir a la pasarela no dejarme desfilar.

Las miradas de rareza con una condición que pareciera no tener licencia para las artes, cuando son precisamente las artes la mayor arma de inclusión que existe.

Puertas cerradas e ilusiones abiertas; porque esas nadie me las puede cerrar. Rodeada de los amigos correctos y la familia increíble que me tocó. Siendo la voz de un grupo al que le han hecho pensar que no pertenece y que no merece.

No hay fórmulas secretas para conseguir lo queremos, solo empeñarse y de vez en cuando nadar contra corriente».

Marian-avila-modelo-españa
Foto: @junomedia.es

Un placer conocerte, Marián.

Jennifer Marrugo

@VISUALECTORES

LEE TAMBIÉN:

“No había güeros como yo”: la historia de la modelo albina Ruby Vizcarra

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *