REC MAGAZINE

Para visualectores

pastafarismo-MOSTRUO-DE-ESPAGUETI-VOLADOR

Pastafarismo, la religión donde todos llevan un colador en la cabeza

Por Jennifer Marrugo

Existe unas 4.200 religiones en el mundo, tan ajenas como similares una de la otra, pero qué se sabe del pastafarismo, el movimiento en el que todos llevan un colador de pasta en la cabeza.

La palabra “pastafarismo” resulta de la unión de “pasta” y “rastafari” y, según su propio Evangelio, en ella se es devoto del Monstruo de Espagueti Volador, conocido popularmente como MonEsVol, MEV o por sus siglas en inglés FSM  (Flying Spaguetti Monster).

¿QUIÉN ES MONESVOL?

De acuerdo a lo que explica el portal pastafarismo.es, “es el dios creador de todo (…) Es invisible e indetectable por los instrumentos actuales”. Asimismo, argumenta que “defiende todo lo que es bueno y se opone a todo lo que no es bueno”.

Como cualquier deidad, tiene características que hacen al MonEsVol único y venerable. En este caso, sus dos componentes esenciales son la pasta y las albóndigas.

FSM-Monstruo-Espagueti-Volador
Monstruo Espagueti Volador. Imagen: REC Magzine/@visualectores

Como en cualquier otra religión, ellos tienen su teoría sobre la creación del mundo que se basa en el mismo MEV lo hizo estando borracho hace unos 5.000 años.

EL “PROFETA”

Los dioses son omnipresentes, pero en la Tierra tienen sus representantes y el pastafarismo no es la excepción. El físico estadounidense Bobby Henderson es el “profeta” de este movimiento, que fue creado en 2005 como respuesta a la implementación de la Teoría del Diseño Inteligente en la educación en Kansas.

Esta teoría es la nueva forma de llamar al creacionismo, cuyo propósito y respuestas se oponen a la Teoría de la Evolución propuesta por Darwin. Es decir, enseñar a los estudiantes que la existencia humana fue hecha por un dios.

CHARLES-DARWIN-JESUCRISTO
La creación de Jesucristo vs la evolución de Charles Darwin. Imagen: REC Magazine/@visualectores

Siguiendo las directrices que dicta el creacionismo, Henderson se ha encargado de estructurar el pastafarismo como cualquier otra fe, sin sustentación científica y argumentaciones empíricas donde lo único demostrable e importante es creer.

El líder de la religión donde todos llevan un colador en la cabeza está convencido, al igual que sus seguidores, que el universo entero es una obra absoluta del Monstruo de Espagueti Volador.

En ella, insiste en que cualquier “evidencia científica que demuestre el proceso evolutivo del humano es una coincidencia creada por Él (MEV)”.

SAGRADOS CÓDIGOS DE CONDUCTA

Dentro de los estándares de comportamiento de los pastafaris, las escrituras contemplan que “la nobleza representa la flexibilidad y energía (…) Los miembros deben ser rápidos y entusiastas hasta el punto del contorsionismo para convertir a los no creyentes”.

De igual forma, vestirse de pirata y gritar “¡arrr!” muestra respeto y lealtad hacia su deidad, tanto como la mente y tono de voz agua.

piratas-only-pexels-mateusz-dach-3660228
Imagen: Pexels/Mateusz Dach

LA SÁTIRA NO ES FE

Aunque en algunos países el pastafarismo ha sido rechazado institucionalmente como una religión, precisamente por su “falta de fines religiosos”, es evidente el alcance que ha tenido este movimiento de sátira hacia la fe.

La parodia ha trascendido de manera formal en Nueva Zelanda (2015) Países Bajos (2016), y Australia (2017), donde dichos gobiernos le ha reconocido como una Iglesia.

Bobby Henderson ha demostrado un punto y precisamente de eso se tratan las libertades. Pese a su evidente rechazo a las prácticas de enseñanza sin sustentos científicos, es necesario detenerse en pensar que todas las cosas que hasta hoy no tienen explicación.

Ni siquiera en el Evangelio del Monstruo de Espagueti Volador.

@VISUALECTORES

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *