REC MAGAZINE

Para visualectores

tenis-colgados-shoefiti-pexels-yurii-hlei-

¿Qué hay detrás de los tenis colgados en los cables eléctricos?

Es seguro que quien esté leyendo esto haya visto más de una vez tenis colgando de los cables eléctricos. Quizás,  muchos crean que se trate de una simple broma entre amigos o que alguien buscó una forma inusual de deshacerse de sus zapatos; pero, existe una historia muy distinta detrás de esta práctica.

Hay varias teorías que develan las presuntas razones que dieron inicio a esta “subcultura” representada por los tenis colgados en los cables eléctricos alrededor del mundo.

Cada país que ha llevado a cabo esta curiosa actividad, denominada shoefiti, tiene sus propias conjeturas e historias en torno a ella.

El término shoefiti surge de unir las palabras shoe (zapato en inglés) con la terminación de graffiti.

Uno de los orígenes de esta práctica está en los barrios marginales de los Estados Unidos en la época de los 70. La tradición surge con un enfoque criminal entre pandilleros.

tenis-colgados-shoefiti-pexels-brett-sayles-
Imagen referencial pos Pexles/Brett Sayles

Pueden representar la muerte de un integrante del grupo delictivo con el que hay rivalidades dentro de un mismo territorio.

Asimismo, los organismos de seguridad suelen identificar los puntos de venta de estupefacientes por esta marca en el tendido eléctrico o árboles en zonas populares.

Incluso, también suele marcarse el lugar con el shoefiti  tras haberse efectuado un tiroteo policial o, incluso, para señalar que es un buen lugar para cometer robos.

NUEVOS SIGNIFICADOS SIN CÓDIGOS CRIMINALES

Dejando a un lado los códigos criminales, los tenis colgados han renacido con nuevos significados dentro de la cultura internacional.

En los campamentos militares de Nueva Zelanda, por ejemplo, es muy frecuente ver botas tendidas en los cables, faros de luz y estructuras similares cuando se celebran graduaciones o la vuelta a casa del uniformado.

El país oceánico suele tener como una práctica bastante común lanzar los zapatillas solo por diversión, algo que se visibiliza más en las zonas rurales, donde los granjeros compiten para lanzar las botas lo más lejos o alto posible.

A  la misma tónica de celebración se suma esta tradición en bodas, finales de cursos universitarios y salir victorioso de un encuentro deportivo. 

Seguro existirán más acepciones para esta representación cultural y social de tener los tenis colgados en los cables; sin embargo, las que se han mencionado tienen un alto porcentaje de coincidencia entre quienes han compartido su experiencia en la web, proveniente de varios países.

@VISUALECTORES

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *