REC MAGAZINE

Para visualectores

Movimiento Skinhead, más que una cabeza rapada

El movimiento Skinhead nace en Inglaterra a finales de los años 60. Sus raíces provienen principalmente del movimiento rastafari que surgió como un intento de liberación de los jóvenes negros frente al sistema opresivo en Jamaica durante la misma década.

En esos años, se creaban grupos armados antisistema conocidos como rude boys, que mantenían enfrentamientos con la policía. Su música era el reggae, su figura de referencia Bob Marley, al menos en los EEUU. Posteriormente, tras muchas infracciones de las leyes estatales, muchos rude boys emigraron a la jungla jamaicana, donde se dedicaron al cultivo de marihuana en campamentos rastas. Más tarde, muchos se desplazaron a Inglaterra, donde ejercieron gran influencia en la juventud blanca, empezando por los integrantes de la clase obrera londinense.

Movimiento de los rude boys.

Esto se debió sobre todo a la música, pero también a la identidad de una misma clase social. Esta juventud mostraba cada vez más su origen social y por ello vestían ropas de trabajo, también tras el fin de la jornada laboral, para diferenciarse con los integrantes del movimiento Mod (estos eran mayormente jóvenes ingleses de clase media que les gustaba la ropa elegante, géneros musicales como el blues, soul y jazz, también eran aficionados a las peleas callejeras) y diferenciarse de la juventud hippie de clase media, comenzaron a cortarse el cabello y otros se rapaban la cabeza completamente, vestían camisas Sherman, brazaletes, vaqueros y botas.

A partir de esto, se impulsó la aparición de un nuevo estilo en los barrios obreros ingleses. Los skinheads originales en 1969 bebían abundante cerveza, tenían peleas frecuentes entre ellos, con autoridades o algún otro movimiento urbano y escuchaban su propia música, generalmente reggae, ska y más tarde un género conocido como oi! (derivado del punk rock).

Los Mods.

Posteriormente, pasaron a convertirse en los «defensores» de la clase trabajadora sin privilegios. Un grupo antisistema con un odio extremo hacia los políticos o las clases sociales altas.

Los skinheads originales se autodenominaban “antipolíticos”, en su sentido más extenso. Sin embargo, a finales de los 70 aparecieron otros movimientos que cambiaron la escena skin. Uno de ellos conectó elementos skin con la extrema derecha, por lo que muchos de sus miembros se unieron al Frente Nacional. Más tarde, a finales de los 80, experimentaron un retorno, especialmente en Alemania. A partir de estos últimos, se crearon grupos neonazis que portaban la estética de los skinhead tradicionales y se hacían llamar skinhead neonazis. Luego Hollywood en sus películas empezó a hermanar a los personajes violentos, fascistas y xenófobos con este movimiento hasta nuestros días.

Los skinheads se convirtieron en neonazis tras unirse a la extrema derecha en los 70.

El movimiento skinhead ha sido satanizado durante años y se ha vendido como un grupo de inadaptados sociales que andan por las calles buscando a su próxima víctima. La fama no ha sido gratis, pues ha sido gracias a sus focos radicales. Pero, como este movimiento, existen muchos otros de los que se desconocen sus verdaderos orígenes.

Su estética suele ser bastante importante y representativa. Se podría decir que gran parte de este movimiento se basa en la vestimenta ya que sería lo único concebido desde su base:

  • Cabello: totalmente rapado, Corte de cabello bajo tipo militar o ligeramente largo (suedeheads).
  • Vestimenta: Polo o chemise y camisa manga larga o manga corta, de cuadros o lisas.
  • Chaquetas bombers: comúnmente con parches representativos de la ideología que siguen o bandas musicales representativas.
  • Pantalón: vaquero remangado, Levis Sta-Prest o Levis 501.
  • Tirantes: comúnmente negros, rojos o blancos. Calzado: botas de combate, comúnmente en Inglaterra las preferidas son las de la reconocida marca Dr Martens. zapatos tipo Brogue o Loafer y Adidas Hooligans o clásicas.

Estilo tradicional de los skinheads.

Este estilo se ha portado hasta hoy, muchas veces desconociendo su verdadera historia. Ha formado parte de la moda común con sus respectivas variaciones adaptadas a la época y a las necesidades de las nuevas generaciones.

@VISUALECTORES

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *