REC Magazine

Para visualectores

Sonia_Soberats_fotografa_ciega

Sonia Soberats: viajar al mundo interior de una fotógrafa ciega

Una de las virtudes de los fotógrafos es la observación, la atención a los detalles y recrear la imagen en su cabeza, incluso antes de hacerla. Sonia Soberats es una venezolana que tras quedar ciega encontró en la fotografía el alivio a sus infortunios.

Su lucha contra el glaucoma fue larga. Sonia perdió la visión de su ojo derecho y seis meses después el izquierdo. Esto, solo fue el epílogo de un dolor que le antecedió: perder sus dos hijos frente al cáncer en años anteriores; uno detrás del otro.

Sonia_Soberats_fotografa_ciega

La fotografía, como la mayoría de las artes, se convirtió en su terapia. La llevó a desarrollar sus otros sentidos y plasmarlo en cada obra que realiza.

Ella es la protagonista del documental ‘El laberinto de lo posible‘ (2015), donde muestra la más pura esencia del venezolano, gente que trae consigo el condimento de encontrar soluciones, el ADN creativo que nunca sale del cuerpo, aunque haya pasado 40 años en Nueva York.

Sonia Soberats es una venezolana que tras quedar ciega encontró en la fotografía el alivio de sus infortunios.

«Nada es imposible en esta vida», eso responde en el audiovisual a un músico invidente e incrédulo de la profesión que adoptó Sonia.

EL MUNDO INTERIOR DE UNA  FOTÓGRAFA CIEGA

Esta fotógrafa se basa en los fisiogramas, el arte de pintar con luz. Planifica la escena en su cabeza, dispara su cámara y procede a pintar toda la escena; a veces, con la ayuda de modelos; otras, sencillamente valiéndose de una pared y una habitación muy oscura.

Sonia Soberats es una venezolana que tras quedar ciega encontró en la fotografía el alivio de sus infortunios.

A sus capturas le sobra coherencia y sus objetos y personas, dibujadas a mano alzada, son increíblemente detalladas y reconocibles. Algunas de sus fotografías apelan a unos detalles más surrealistas, combinando mascaras y antifaces, probablemente centrándose en aquello que ya no tiene con ella.

«La luz es fundamental. Cada uno de nosotros puede iluminar el mundo y nadie se entera», dice. Asimismo, está convencida de que «lo verdaderamente importante no es la técnica ni el método que utilizamos; lo verdaderamente importante es expresar el deseo visual de los invidentes».

Sonia_Soberats

El trabajo de esta artista ha sido definido por ella misma como «una revelación del mundo interior del fotógrafo ciego».

Al detallar las obras de Sonia Soberats, se pueden ver los sentimientos y la intención, algo que sobrepasa la línea de lo estético y se enfoca en lo más profunfo del ser, en la intimidad humana que ha logrado conseguir a través de sus otros sentidos.

La estela de una linterna traza sus piezas. Ese pequeño haz de luz le permite jugar con los elementos que integran las fotografías de la venezolana.

Sonia_Soberats

“Para mí no existe la oscuridad. Tampoco pienso que es negativa. Es positiva, porque nos hace aflorar imágenes en nuestra alma y corazón. Siempre veo luz porque en algún lado hay luz. Solamente de noche veo un oscuro, pero nada de eso me sucede cuando estoy con mi familia, con mis nietos”, refirió cuando se estrenaba el documental dirigido y escrito por Wanadi Siso.

Sonia Soberats extraña ver los colores del cielo y el mar. Lleva con ella los recuerdos del tren, de las personas en la calle, de un mundo andando que se le apagó y que encontró la manera de iluminarlo con sus fotografías.

@VISUALECTORES