REC MAGAZINE

Para visualectores

Calva-con-curvas-modelo-alopecia-ana-ramirez

«Soy calva y con curvas»: la vida con alopecia de Ana Ramírez

Nacer en un lugar donde te inculcan que ser miss es la última etapa de aprobación de tu belleza, no es fácil.  A Ana Ramírez le tocó más duro: ser calva y sin el 90-60-90.

¡Qué tragedia conseguirse a alguien diferente!

Despreocupada por las planchas, de pestañas ausentes, de cejas transparentes, de sonrisa ligera y con el carácter suficiente para desmontar los mitos de bellezas prescritas.

Calva-con-curvas-modelo-alopecia-ana-ramirez
Foto: @calvaconcurvas

¡Qué susto!

La chama con alopecia se negó a usar pelucas, se atrevió a salir desinhibida para incomodar los prejuicios de un grupito.

Se resistió a ser una barajita repetida de pelinegras color leche que hacen bulla en el ojo ajeno porque el mundo pretende que todas debemos llenar el álbum.

Calva-con-curvas-modelo-alopecia-ana-ramirez
Foto: @lal0x

¡Qué horror! ¡¿Cómo se atreve?!

Calva y con curvas, llegar a ser la reina del colegio, ganarse el respeto de aquellos niños crueles que terminaron defendiéndola.

Superar el estigma de la alopecia y aguantar adolescente el tour por los nutricionistas. La retahíla cercana de que «a las gordas no las quiere nadie» y no van a llegar al «Miss».

¡Qué desfachatez!

Sobreponerse a la bulimia y no permitir que los fantasmas de la muerte le ganaran porque prefirió seguir viva.

Insultar a transeúntes y usuarios de las redes con su noble presencia, su mensaje positivo,  su seguridad y aceptación.

Calva-con-curvas-modelo-alopecia-ana-ramirez
Foto: afrogodmatheo

¡Qué insolencia!

A Ana Ramírez le gusta ser calva, visibilizarse y no vivir en la mentira de ser otra Ana. Le cierra la puerta a los comentarios negativos; tanto, que su memoria no los recuerda.

Esta mujer es un souvenir ambulante de tu miedo a lo desconocido, convertida en un agravio para aquellos que están vivos, pero no han vivido.

Calva-con-curvas-modelo-alopecia-ana-ramirez
Foto: @perfectaboudoir

Jennifer Marrugo

@VISUALECTORES

LEE TAMBIÉN: «Me volví una descarada»: la historia de modelo curvy Aura Ortega

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *