REC MAGAZINE

Para visualectores

Silicon Valley-visualectores

La otra cara de Silicon Valley: trabajadores de Google viven en la austeridad de casas rodantes (Video)

El sueño de muchos amantes de la tecnología es llegar a Silicon Valley, en la bahía de San Francisco de California. Este lugar es la cuna de las grandes compañías que dominan el mercado de las comunicaciones y avances tecnológicos como Apple, Facebook y Google.

Sin embargo, existe un largo camino lleno de incomodidades y austeridad para los jóvenes que se aventuran en este recorrido en el que hasta tienen que vivir en casas rodantes para evitar pagar los altos costos de las casas.

Con la pandemia el trabajo remoto ha hecho que muchos se devuelvan a casa, pero los D’Andrea’s son una familia que contaron como es el estilo de vida en los predios de Silicon Valley.

Pete D’Andrea, trabajador de Google, y su esposa Kara, desembolsaron más de 1.900 dólares por una furgoneta Winnebago y se mudaron desde Chicago cuando Pete consiguió un trabajo en uno de los equipos de carros autónomos de Google.

Pete D’Andrea, y su esposa Kara, desembolsaron más de 1.900 dólares por una furgoneta Winnebago

Estacionó su caravana en el parking de Google y vivieron allí alrededor de dos años (antes de tener a su hija) lo que les permitió ahorrar el 80% de sus ingresos, viviendo solo con lo necesario: un colchón doble que les servía como cama, un pequeño compartimento que usan como retrete, lavado y ducha, un diminuto fregadero que sale de la pared, una mininevera en una estrecha cocina.

De hecho, para maximizar el espacio, situaron una tabla de cortar sobre el fregadero para cuando no lo estaban utilizando; Kara sabe que no es una configuración ideal, pero no le importa lo más mínimo: «creo que mucha gente piensa que esto es la antítesis de la comodidad, pero en realidad me encantaba”.

Ahorraron lo suficiente para pagar la casa, siete meses después de mudarse, adoptaron un perro, cuatro gatos y tres pollos; fue también cuando su hija nació. En cuanto a su furgoneta, la usarán para viajar. Pete expresó que hay un montón de furgonetas en el estacionamiento de Google. «No somos los únicos», dijo.

La historia de esta familia, como lo confirma el mismo Pete, es algo regular en Silicon Valley, aunque con la proliferación del COVID-19 un gran porcentaje se ha devuelto a sus ciudades de origen iniciando la nueva era del home office que ha traído consigo recesión y también la disminución de precios en los alquileres en este lugar.

Con información de Business Insider

@VISUALECTORES

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *